Noticias

El tráfico de camiones en la AP-9, de los más bajos de España

El tráfico de camiones en la AP-9, de los más bajos de España

La AP-9 es la tercera autopista que más usuarios de peaje gestiona al día en España. Y ocupa el mismo lugar en el ránking del sector en cuanto a ingresos anuales se refiere (138,6 millones de euros en el 2016). Pero la principal autopista gallega se hunde en lo que respecta a su utilización por parte de camiones en comparación con el resto de los viales de pago. Hasta 17 autopistas de la red estatal y autonómica son más atractivas para el transporte pesado que la gallega, lo que significa que la gran mayoría de los transportes de mercancías se siguen moviendo en la comunidad a través de las carreteras convencionales.

La AP-9 es la tercera autopista que más usuarios de peaje gestiona al día en España. Y ocupa el mismo lugar en el ránking del sector en cuanto a ingresos anuales se refiere (138,6 millones de euros en el 2016). Pero la principal autopista gallega se hunde en lo que respecta a su utilización por parte de camiones en comparación con el resto de los viales de pago. Hasta 17 autopistas de la red estatal y autonómica son más atractivas para el transporte pesado que la gallega, lo que significa que la gran mayoría de los transportes de mercancías se siguen moviendo en la comunidad a través de las carreteras convencionales.

 

El nuevo informe del Ministerio de Fomento sobre el sector de las autopistas coloca ahora la AP-9 en el nivel más bajo en presencia de camiones entre el 2009 y el 2016, último año estudiado por el departamento que dirige el ministro Íñigo de la Serna. De los 22.659 vehículos que transitan al día por todos sus tramos, de media solo 1.888 tienen la clasificación de pesados. Aunque supera en número la cantidad de camiones que habían optado por la AP-9 en el 2015, el porcentaje es menor, dado que el volumen de tráfico total sigue creciendo.

 

Solo el 8,3 % de los usuarios de la autopista del Atlántico son camionerosRecorrer en camión todo el itinerario de la autopista del Atlántico entre Ferrol y Tui y volver cuesta este año 89,20 euros, y aún subirá alrededor de 1,7 euros más cuando el Ministerio de Fomento dé su visto bueno a los incrementos previstos para compensar a Audasa por las obras de ampliación de Rande y Santiago, abonar a la concesionaria el importe de la gratuidad en el viaje de vuelta en el eje Vigo-Pontevedra y, finalmente, cubrir la liberación del peaje en el paso de Redondela. El recorrido de ida y vuelta entre A Coruña y Vigo supone para el conductor de un transporte pesado tener que afrontar 67,10 euros, y entre A Coruña y Santiago, 28. Los transportistas, además, no pueden acceder a los descuentos del 25 % que se aplican a los vehículos ligeros en el viaje de retorno en el día, ni tampoco a la gratuidad en la vuelta del eje Vigo-Pontevedra.

 

Audasa, con un 8,33 %, se queda además 4,8 puntos por debajo de la media de las autopistas españolas en cuanto al uso de las infraestructuras de pago por camiones. La AP-2, Zaragoza-Mediterráneo, es la autopista que mayor presencia de camiones tiene de España: el coste de recorres sus 478 kilómetros es de 112,50 euros para transportes pesados de clase 2. La diferencia entre ambos viales está determinada, al margen de la ubicación, por el precio: la catalano-aragonesa tiene un coste en peajes por kilómetro para camiones de 0,117 euros, mientras que en la AP-9 llega a 0,203 teniendo en cuenta todo su trazado.

 

El sector del transporte gallego viene reclamando desde hace años un mejor trato en las cuatro autopistas gallegas, acceder a descuentos, así como que le sean subvencionados los peajes, en caso de ser obligados a abandonar las carreteras convencionales para ser desviados a las de pago.